El Consumo de Alcohol y el Juego al Azar

por Miguel Balbuena

“La forma de ti” tomó el mundo por asalto en Enero del 2017. Prosiguió ganando el título de la canción más vendida en todo el mundo ese año y el siguiente recibió el Premio Grammy a la Mejor Actuación Pop en Solo, por únicamente mencionar dos de los galardones que ha coleccionado.

Atribuyo el éxito de esta canción, del artista Inglés Ed Sheenan, tanto a su música como a su letra. En breve, su música está impregnada de una vibración caribeña derivada de una percusión impulsada por una marimba; su letra tienen líneas atractivas como: “el bar es donde voy / Yo y mis amigos en la mesa tomando tragos / Bebiendo rápido y luego hablamos lento”.

Estas líneas pueden ser interpretadas por algunos como haciendo glamoroso, glorioso, romántico y mitológico el consumo de bebidas que contienen alcohol etílico, más comúnmente conocido como etanol por los químicos. Beber alcohol ha sido durante mucho tiempo el pasatiempo favorito de algunas personas. También lo ha sido el juego (definido como la práctica de un juego de azar para ganar algo valioso) con dados. Cuando integras ambas actividades de esparcimiento obtienes el último juego vicioso y desmesurado de TODI, el cual eslabona la probabilidad de beber alcohol con el resultado de tirar un dado. TODI no es muy conocido en los Estados Unidos. Es mucho más popular en los países de América Latina.

TODI es un juego de envite en el que la letra T significa “toma”, la letra O significa “obliga”, la letra D significa “derecha” y la letra I significa “izquierda”. Miguel Rodríguez, un compañero de clase en la Pontificia Universidad Católica, me enseñó en antaño este juego. Se hacía llamar Miguelón. En su bar favorito, llamado “La Vida No Vale Nada”, fue lo suficientemente paciente como para explicarme las requisitos y reglas básicas de TODI.

Los requisitos son:

1) Tener una mesa y sillas (opcional, si sentarse en el suelo es muy incómodo);
2) Tener un dado;
3) Tener un cubilete (opcional);
4) Tener un suministro interminable de cerveza (helada, de preferencia),
5) Tener un mínimo de tres jugadores (o víctimas, si se quiere), sin ningún máximo, y;
6) Tener un vaso de al menos 8 onzas lleno de cerveza delante de cada jugador al inicio del juego, vaso que volvería a llenarse a tope cada vez que se quedare vacío.

Los jugadores se sientan alrededor de una mesa y tiran un dado. Una vez arrojado, las seis opciones asignadas a sus números son:

∗ Si cae uno: El jugador que lanzó el dado toma de su vaso de cerveza hasta el fondo.
∗ Si cae dos: Otro jugador (jugador obligado), elegido a capricho por el jugador que lanzó el dado, toma de su vaso de cerveza hasta el fondo.
∗ Si cae tres: El jugador a la derecha del jugador que lanzó el dado toma de su vaso de cerveza hasta el fondo.
∗ Si cae cuatro: El jugador a la izquierda del jugador que lanzó el dado toma de su vaso de cerveza hasta el fondo.
∗ Si cae cinco: Todos los jugadores toman de sus vasos de cerveza hasta el fondo, excluyendo el jugador que lanzó el dado.
∗ Si cae seis: Todos los jugadores toman de sus vasos de cerveza hasta el fondo, incluyendo el jugador que arrojó el dado.

Miguelón concluyó su clase magistral de TODI indicando que el ganador del juego sería el último jugador todavía de pie después que el resto hubieren quedado inconscientes por consumo excesivo de alcohol. Pero antes que tu y tus mejores amigotes se apresuren a comprar barriles y otra parafernalia de cerveza para participar en TODI, por favor tengan en cuenta que este podría ser fatal debido a las consecuencias sistémicas de tener un alto contenido de alcohol en la sangre (CAS).

Un caso ilustrativo es el de Timothy Piazza, un estudiante de ingeniería en la Universidad Estatal de Pennsylvania quien el año pasado participó en otro juego de beber, llamado el Guante, el cual primero lo llevó a obtener un CAS de aproximadamente 0.40 por ciento y luego a su muerte. Tenemos que tener en consideración que los 50 estados en la unión han establecido un CAS de 0.08 por ciento como su límite legal para conducir mientras intoxicado. Miembros de una fraternidad requirieron que Piazza participara en el Guante como parte de su proceso de compromiso ante dicha fraternidad.

Acerca del autor: Miguel Balbuena es un escritor en los campos académico, científico, periodístico y literario (en los géneros de ficción y no ficción).

Comments are closed.