El Consumo de Alcohol y el Juego al Azar

por Miguel Balbuena

“La forma de ti” tomó el mundo por asalto en Enero del 2017. Prosiguió ganando el título de la canción más vendida en todo el mundo ese año y el siguiente recibió el Premio Grammy a la Mejor Actuación Pop en Solo, por únicamente mencionar dos de los galardones que ha coleccionado.

Atribuyo el éxito de esta canción, del artista Inglés Ed Sheenan, tanto a su música como a su letra. En breve, su música está impregnada de una vibración caribeña derivada de una percusión impulsada por una marimba; su letra tienen líneas atractivas como: “el bar es donde voy / Yo y mis amigos en la mesa tomando tragos / Bebiendo rápido y luego hablamos lento”.

Estas líneas pueden ser interpretadas por algunos como haciendo glamoroso, glorioso, romántico y mitológico el consumo de bebidas que contienen alcohol etílico, más comúnmente conocido como etanol por los químicos. Beber alcohol ha sido durante mucho tiempo el pasatiempo favorito de algunas personas. También lo ha sido el juego (definido como la práctica de un juego de azar para ganar algo valioso) con dados. Cuando integras ambas actividades de esparcimiento obtienes el último juego vicioso y desmesurado de TODI, el cual eslabona la probabilidad de beber alcohol con el resultado de tirar un dado. TODI no es muy conocido en los Estados Unidos. Es mucho más popular en los países de América Latina.

TODI es un juego de envite en el que la letra T significa “toma”, la letra O significa “obliga”, la letra D significa “derecha” y la letra I significa “izquierda”. Miguel Rodríguez, un compañero de clase en la Pontificia Universidad Católica, me enseñó en antaño este juego. Se hacía llamar Miguelón. En su bar favorito, llamado “La Vida No Vale Nada”, fue lo suficientemente paciente como para explicarme las requisitos y reglas básicas de TODI.

Los requisitos son:

1) Tener una mesa y sillas (opcional, si sentarse en el suelo es muy incómodo);
2) Tener un dado;
3) Tener un cubilete (opcional);
4) Tener un suministro interminable de cerveza (helada, de preferencia),
5) Tener un mínimo de tres jugadores (o víctimas, si se quiere), sin ningún máximo, y;
6) Tener un vaso de al menos 8 onzas lleno de cerveza delante de cada jugador al inicio del juego, vaso que volvería a llenarse a tope cada vez que se quedare vacío.

Los jugadores se sientan alrededor de una mesa y tiran un dado. Una vez arrojado, las seis opciones asignadas a sus números son:

∗ Si cae uno: El jugador que lanzó el dado toma de su vaso de cerveza hasta el fondo.
∗ Si cae dos: Otro jugador (jugador obligado), elegido a capricho por el jugador que lanzó el dado, toma de su vaso de cerveza hasta el fondo.
∗ Si cae tres: El jugador a la derecha del jugador que lanzó el dado toma de su vaso de cerveza hasta el fondo.
∗ Si cae cuatro: El jugador a la izquierda del jugador que lanzó el dado toma de su vaso de cerveza hasta el fondo.
∗ Si cae cinco: Todos los jugadores toman de sus vasos de cerveza hasta el fondo, excluyendo el jugador que lanzó el dado.
∗ Si cae seis: Todos los jugadores toman de sus vasos de cerveza hasta el fondo, incluyendo el jugador que arrojó el dado.

Miguelón concluyó su clase magistral de TODI indicando que el ganador del juego sería el último jugador todavía de pie después que el resto hubieren quedado inconscientes por consumo excesivo de alcohol. Pero antes que tu y tus mejores amigotes se apresuren a comprar barriles y otra parafernalia de cerveza para participar en TODI, por favor tengan en cuenta que este podría ser fatal debido a las consecuencias sistémicas de tener un alto contenido de alcohol en la sangre (CAS).

Un caso ilustrativo es el de Timothy Piazza, un estudiante de ingeniería en la Universidad Estatal de Pennsylvania quien el año pasado participó en otro juego de beber, llamado el Guante, el cual primero lo llevó a obtener un CAS de aproximadamente 0.40 por ciento y luego a su muerte. Tenemos que tener en consideración que los 50 estados en la unión han establecido un CAS de 0.08 por ciento como su límite legal para conducir mientras intoxicado. Miembros de una fraternidad requirieron que Piazza participara en el Guante como parte de su proceso de compromiso ante dicha fraternidad.

Acerca del autor: Miguel Balbuena es un escritor en los campos académico, científico, periodístico y literario (en los géneros de ficción y no ficción).

Alcohol Drinking and Gambling

by Miguel Balbuena

“Shape of You” took the world by storm in January 2017. It went on to win the title of best selling song worldwide that year and the next one it garnered the Grammy Award for Best Pop Solo Performance, just to mention two of the accolades that it has collected.

I attribute the success of this tune, by English artist Ed Sheenan, both to its music and to its lyrics. In short, its music is infused with a Caribbean vibe stemming from a marimba-driven percussion; its lyrics have appealing lines such as: “the bar is where I go / Me and my friends at the table doing shots / Drinking fast and then we talk slow.”

These lines may be construed by some as glamorizing, glorifying, romanticizing and mythologizing the consumption of drinks containing ethyl alcohol, most commonly known as ethanol by chemists. Drinking alcohol has long been the favorite pastime of some people. So has gambling (defined as playing a game of chance for something valuable) with dice. When you integrate both leisure activities you get the ultimate vicious over-the-top game of GORL, which links the likelihood of drinking alcohol to the outcome of tossing a die. GORL is not well known in the United States. It is far more popular in Latin American countries.

GORL is a game of chance in which the letter G means “guzzle,” the letter O means “oblige,” the letter R means “right” and the letter L means “left.” Miguel Rodriguez, a classmate at the Pontifical Catholic University, introduced me to this game back in the day. He went by the moniker of Miguelon. At his favorite bar, called “Life Is Worth Nothing,” he was patient enough to explain GORL’s basic requirements and rules to me.

The requirements are:

1) Having a table and chairs (optional, if sitting on the floor is very uncomfortable);
2) Having a die;
3) Having a dice roller cup (optional);
4) Having an endless supply of beer (preferably ice cold);
5) Having a minimum of three players (or victims, if you will), without any maximum, and;
6) Having a full glass of beer of at least 8 ounces in front for each player at the beginning of the game, glass that would be refilled to the top again every time it is emptied.

The players sit around a table and roll a die. Once thrown, the six options assigned to its numbers are:

∗ If it falls one: The player who tossed the die guzzles his glass of beer to the bottom.
∗ If it falls two: Another player (player obliged), chosen on the whim of the player who tossed the die,
guzzles his glass of beer to the bottom.
∗ If it falls three: The player to the right of the player who tossed the die guzzles his glass of beer to the
bottom.
∗ If it falls four: The player to the left of the player who tossed the die guzzles his glass of beer to the
bottom.
∗ If it falls five: All the players guzzle their glasses of beer to the bottom, excluding the player who tossed
the dice.
∗ If it falls six: All the players guzzle their glasses of beer to the bottom, including the player who tossed
the dice.

Miguelon concluded his GORL master class by indicating that the game winner would be the last player still standing after the rest had been knocked unconscious by the binge-drinking. But before you and your best buddies rush to buy kegs and other beer paraphernalia to engage in GORL, please bear in mind that this could be fatal due to the systemic consequences of having a high blood alcohol content (BAC).

A case in point is that of Timothy Piazza, an engineering student at Pennsylvania State University who last year engaged in another drinking game, called the Gauntlet, which first led to his getting a BAC of approximately 0.40 percent and then to his death. We have to take into account that all 50 states of the union have set a BAC 0.08 percent as their legal limit for driving while intoxicated (DWI). Fraternity brothers required Piazza to participate in the Gauntlet as part of his pledge process to said fraternity.

About the author: Miguel Balbuena is a writer in the academic, scientific, journalistic and literary fields
(in the fiction and non-fiction genres).

Como solucionar el crisis de opiáceos

por Maximilian Eyle

La prohibición de opiáceos en los EEUU ha existido durante casi un siglo. El acto contra heroína de 1924 empezó la criminalización de importar y poseer opiáceos. Ahora, después de la detención de gente innumerables y una cantidad de recursos y dinero incontable gastado, ¿se han desaparecidos los opiáceos? No. Al contrario, estamos sufriendo un epidémico de opiáceos. Cada año el número de sobredosis fatales sube, y el CDC estima que 72,000 personas murieron en el 2017. Permítaseme ser claro: esos son fallecimientos evitables. A través de cambios legislativos y la implementación de estrategias establecidas de reducción de daño, tenemos la opción para adoptar una política de drogas basada en compasión y evidencia en lugar de castigo y propaganda.

La presencia de opiáceos ha sido muy común en los EEUU. Algunas vienen por el mercado negro y fueron producidas ilegalmente y sin la regulación del gobierno, mientras que otras vienen de prescripciones y son hechas por empresas farmacéuticas registradas. Una confusión común es que las sobredosis derivan solamente por los opiáceos ilegales. La realidad es que el 40% de esas sobredosis resultan por opiáceos prescritos. En el 2015, más que uno de cada tres estadounidenses usó un opiáceo legalmente. Ese número no incluye el uso de opiáceos ilegales. Ahora hemos llegado a nuestra primera recomendación en la lucha contra sobredosis: Narcan debería estar en cada hogar en los EEUU.

Que es Narcan? También se llama Naloxone, esa droga bloquea la absorba de opiáceos al nivel de los receptores. Opiáceos afecta la respiración, por eso una persona sufriendo una sobredosis puede parar de respirar. Porque Narcan pausa los efectos de opiáceos en el cuerpo, puede salvar una vida por restaurar la respiración. Está aprobado por la FDA y se puede administrarlo fácilmente por un spray nasal. Incluso un niño puede hacerlo. Fue desarrollado por el uso de personas sin entrenamiento medico que podría llegar antes de los paramédicos, como amigos y familiares de la víctima. Narcan no es una sustitución para llamar al 911, pero podría salvar la vida de la persona mientras los técnicos de emergencia están en ruta.

Igual que tenemos un extintor en cada edificio y hogar para protegernos en el evento de un fuego, deberíamos también tener Narcan disponible siempre. Los centros de reducción de daño muchas veces proveen Narcan gratis con entrenamiento para los que quieren, y muchas otras instituciones hacen lo mismo. El gobierno de la Ciudad de Nueva York también ha empezado distribuir Narcan por una variedad de lugares como un parte de su iniciativa llamada HealingNYC.

Subiendo la disponibilidad y conocimiento de Narcan en nuestra sociedad es un recurso poderoso para combatir las sobredosis. Pero cambio legislativo también debería pasar si vamos a interrumpir el epidémico de opiáceos. La prohibición es la clave principal de sobredosis y crece el daño que resulta por esas drogas. Sabemos que la prohibición de opiáceos nunca va a eliminarlas. Al contrario, empuja su uso y producción bajo tierra que es más peligroso aún. Los consumidores no saben el contenido, fuerza, ni dosis de lo que están tomando. Imagínate si cada vez que comprarías jarabe para la tos – viniese en una botella sin etiqueta y siempre fuese más o menos fuerte que la última vez que lo tomaste. Obviamente, la probabilidad que tomarías demasiado sin querer sería mucho más grande. Alcohol también es una droga peligrosa, pero aprendimos en los 1920s que la prohibición no soluciona nada, solo empeora las cosas mas.

Claramente, alguna forma de acceso regulado sería mejor que el sistema actual. Ha pasado ya en muchos otros países, especialmente en Europa. El programa Suizo recibió mucha atención por su éxito. Empezando en los años noventa, “Zurich volvió a ser el primer lugar en el mundo donde programas de terapia distribuyeron prescritos de heroína a los consumidores para quien otras substituciones no funcionarían.” El resulto era que la tasa de consumidores nuevos, nuevas infecciones de VIH, sobredosis, y otros problemas relacionado con el consumo de opiáceos se bajaron.

Es nuestra responsabilidad como votantes e individuos para empujar este cambio al frente en la lucha contra sobredosis. Los pasos son bastante sencillos: equípate con Narcan y aprende como a suministrarlo (es muy simple). Vota por candidatos que apoyan las medidas de la reducción de daño y soluciones diferentes que la prohibición para nuestra política de drogas. Siendo “fuertes contra las drogas” no funciona – el momento para compasión y cambio pragmático ha llegado. Finalmente, apoya tu centros de la reducción de daño locales. Por abordar la prevención de sobredosis, pruebas de HIV y hepatitis, educación de sexo, acceso a jeringuillas, y más – estos centros ayudan mucho las comunidades que sirven.

Maximilian Eyle es originario de Syracuse, NY y graduado de Hobart y William Smith Colleges. Trabaja como consultor de medios y escribe cada mes sobre una variedad de temas para periódicos en Español en todo el estado de Nueva York. Maximilian ama la cultura hispana y aprendió Español mientras vivió en España, donde estudió y trabajó como profesor de Inglés. Él puede ser contactado en maxeyle@gmail.com

How to solve the opioid crisis

by Maximilian Eyle

The prohibition of opioids in the United States has been raging for almost a century. The Anti-Heroin Act of 1924 began the criminalization of importing and possessing opioids. Now, after countless people have been imprisoned and an immeasurable amount of money and resources have spent, have the opioids disappeared? No. On the contrary, we are in the midst of an opioid epidemic. Each year, the number of fatal opioid overdoses rises, with the CDC’s estimates for 2017 reaching a record 72,000 deaths. Let us be very clear: these are preventable deaths. Through legislative change and the implementation of proven harm reduction strategies, we have the option to adopt a drug policy based on compassion and evidence-based results rather than on punishment and propaganda.

The presence of opioids has become common throughout the United States. Some come from the black market and have been produced illegally and without government regulation, while others are prescribed and produced by registered pharmaceutical companies. A common misconception is that overdoses only stem from illegally produced opioids. In reality, a full 40% of these overdoses are due to prescription opioids. Incredibly, more than a third of Americans used a legally prescribed opioid in 2015. This number does not include illegal opioid use. This brings us to our first recommendation in the fight against opioid overdoses: Narcan should be in every household across America.

What is Narcan? Also known as Naloxone, this drug blocks the absorption of opioids at the receptor-level. Opioids effect our respiration, which is why someone suffering from an overdose may stop breathing. By pausing the effects of the opioids in the body, Narcan saves lives by restoring the person’s breathing. It is FDA approved and can be administered easily via a nasal spray. Even a child can do it. It was intentionally developed for use by those without medical training who may arrive at the scene first, such as friends or family. Narcan is not a replacement for calling 911, but can save the person’s life while EMTs are on the way.

Just as we have a fire extinguisher in every building and house to protect us in the event of a fire, we should also have Narcan readily available at all times. Harm reduction centers will often provide free Narcan kits and training to those who want it, and an increasing amount of other institutions are doing the same. The New York City government has even started distributing Narcan through a range of channels as part of its HealingNYC initiative.

Raising the availability and awareness of Narcan in our society is a powerful anti-overdose strategy. But legislative change must also be brought about if we truly hope to disrupt the opioid epidemic. Prohibition is a primary driver of overdoses and actually exacerbates the harm that these drugs can cause. We know that banning opioids does not make them disappear. On the contrary, it drives their use and production underground which is far more dangerous. Users do not know the content, strength, or dosage of what they are ingesting. Imagine if every time you needed cough syrup – it came in an unmarked bottle and was always either stronger or weaker than the last time you bought it. Obviously, the chances of you accidentally taking too much would skyrocket. Alcohol is also a potentially dangerous drug, but we learned in the 1920s that prohibiting it only made things worse.

Clearly, some form of regulated access would be preferable to the current system. This has already been tried and proven to work in many other countries, particularly in Europe. Switzerland’s program has gained considerable attention as a success story. Starting in the 1990s, “Zurich became the first place in the world where therapy programs handed out heroin prescriptions to heavy and long-term opiate users for whom other substitutes wouldn’t work.” As a result, the rate of new users, new HIV infections, overdoses, and other problems associated with opioid use all plummeted.

It is up to us as voters and individuals to drive this change forward in the fight against opioid overdoses. The steps are relatively straightforward: Equip yourself with Narcan and learn how to administer it (it’s very simple). Vote for candidates who support harm reduction measures and non-prohibitionist approaches to our drug policy. Getting “tough on drugs” has only made things worse – it’s time for compassion and pragmatic change. Lastly, support your local harm reduction centers. By tackling overdose prevention, HIV and HCV testing, sex education, syringe access, and more – these facilities do wonders for the communities they serve.

Maximilian Eyle is a native of Syracuse, NY and a graduate of Hobart and William Smith Colleges. He works as a media consultant and writes each month about a variety of issues for Spanish-language papers across New York State. Maximilian has a love of Hispanic culture and learned Spanish while living in Spain where he studied and worked as an English teacher. He can be contacted at maxeyle@gmail.com.

Radioactivos: Perros, Gatos y Fauna

por Linda DeStefano
Traducido a Español por Rob English

Cuando ocurren desastres nucleares, no solo personas sino también animales cercanos están contaminados con radioactividad. Esto se ha observado en Chernobyl y en Fukushima. En 1986 explotó la planta de energía nuclear de Chernobyl en Ucrania (entonces parte de la Unión Soviética), contaminando una vasta área con radioactividad. Respondedores de emergencia murieron. Cerca de 50,000 personas evacuaron, y la mayoría de ellos nunca regresaron a sus hogares porque la contaminación es duradera. ¿Y qué pasó con los animales que no pudieron evacuar? Algunos de los perros y gatos abandonados sobrevivieron y se reprodujeron. Sus descendientes son ayudados hoy por Clean Futures Fund. El Fondo proporciona cuidado veterinario a estos animales, maneja la adopción a los perros, y elimina partículas radiactivas de su pelaje y desde el interior de sus cuerpos. Afortunadamente, la mayoría de los perros viven en partes de la zona que están menos contaminadas, a diferencia de los animales salvajes que pueblan la zona, esto tal vez porque los perros se quedan cerca de los humanos que los alimentan. También a diferencia de los animales salvajes, los perros no exhiben ninguna anormalidad obvia. Entre los impactos negativos para la vida silvestre de Chernobyl se encuentran los tumores, la infertilidad, cerebros más pequeños y poblaciones menguantes. Mientras que los animales salvajes migratorios pueden propagar el daño genético a las poblaciones no afectadas a través de la cría, los perros son evaluados por daños en el ADN, y son esterilizados o castrados antes de ser transportados a sus nuevos hogares.

Pero, ¿qué pasa con las plantas y los animales salvajes? La materia orgánica en los bosques que rodean a Chernobyl está demorando años o incluso décadas más de lo normal en descomponerse. Hay poblaciones reducidas y anomalías genéticas entre aves, abejas, mariposas, saltamontes, libélulas, arañas y mamíferos en partes altamente radiactivas de la zona de exclusión de Chernobyl. Las aves muestran un aumento en la esterilidad, el albinismo y las cataratas, con espermatozoides anormales en golondrinas de granero hasta 10 veces más altas para las aves de Chernobyl en comparación con los espermatozoides de los hombres que viven en áreas de control.

Otro desastre nuclear ocurrió en Fukushima, Japón, en Marzo del 2011. Después de un terremoto y un tsunami, las plantas nucleares de Fukushima Daiichi tuvieron colapsos y explosiones, contaminando una amplia área de tierra y el Océano Pacífico. Aproximadamente 47,000 personas fueron evacuadas inicialmente y más tarde. Al menos un hombre amable eligió quedarse para cuidar a los animales de granja abandonados. Al estudiar los efectos de la contaminación, el Dr. Timothy Mousseau y su equipo descubrieron que los animales y microbios que viven en áreas contaminadas no medran.

Las centrales nucleares del norte del estado de Nueva York con el mismo diseño que las que fallaron en Japón también podrían tener colapsos y explosiones debido a que una tormenta de hielo severa podría volver inútiles los generadores de respaldo. Incluso sin un desastre, las instalaciones nucleares tienen emisiones regulares de radiactividad y crean desechos tóxicos que durarán cientos de miles de años. Y el agua que toman del lago Ontario pasa a través de rejillas que matan a los peces. El agua caliente que se devuelve al lago también es un problema para los animales que viven en el agua.

Es importante pasar rápidamente de estas peligrosas y costosas instalaciones nucleares en nuestro patio trasero a la conservación de la energía, la eficiencia energética y la energía renovable (solar, eólica, geotérmica). El gobernador Cuomo mantiene abiertas las instalaciones nucleares de Fitzpatrick en Oswego obligando a todos los contribuyentes a subsidiarlas. Ese dinero podría usarse para moverse más rápidamente hacia la energía limpia, lo que crearía más empleos.

La información sobre la transición a una economía verde se puede encontrar en Allianceforagreeneconomy.org

Linda DeStefano es Presidente de People for Animal Right. Para obtener más información sobre los derechos de los animales o contactar a Linda, comuníquese con People for Animal Rights, P.O. Box 15358, Syracuse, NY 13215-0358, (315) 488-PURR (7877) entre las 8 a.m. y las 10 p.m., people4animalrightscny@gmail.com o peopleforanimalrightsofcny.org

Radioactive: Dogs, Cats and Wildlife

by Linda DeStefano
Translated by Rob English

When nuclear disasters occur, not only people but also nearby animals are contaminated with radioactivity. This has been observed in Chernobyl and in Fukushima. In 1986 the Chernobyl nuclear power plant in Ukraine (then part of the Soviet Union) exploded, contaminating a vast area with radioactivity. Emergency responders died. About 50,000 people evacuated, and most never returned home because the contamination is long-lasting. What of the animals who could not evacuate? Some of the abandoned dogs and cats survived and reproduced. Their descendants are helped today by Clean Futures Fund. The Fund provides veterinary care to these animals and adopts out the dogs, removing radioactive particles from their fur and from inside their bodies. Luckily, most of the dogs live in parts of the zone that are less contaminated – unlike the wild animals that populate the area – perhaps because dogs stay near humans who feed them. Also unlike the wild animals, the dogs do not exhibit any obvious abnormalities. Among the negative impacts for Chernobyl wildlife are tumors, infertility, smaller brains and dwindling populations. Whereas migratory wild animals may spread genetic damage to unaffected populations through breeding, the dogs are evaluated for DNA damage, and are spayed or neutered before being transported to their new homes.

But what about the plants and the wild animals? Organic matter in forests around Chernobyl are taking years or even decades longer than normal to decay. There are reduced population sizes and genetic abnormalities among birds, bees, butterflies, grasshoppers, dragonflies, spiders, and mammals in highly radioactive parts of the Chernobyl Exclusion Zone. Birds are showing an increase in sterility, albinism and cataracts, with abnormal sperm in barn swallows up to 10 times higher for Chernobyl birds as compared to sperm from males living in control areas.

Another nuclear disaster occurred in Fukushima, Japan in March, 2011. After an earthquake and tsunami, the Fukushima Daiichi nuclear plants had meltdowns and explosions, contaminating a wide area of land and the Pacific Ocean. About 47,000 people evacuated initially and more later. At least one kind man chose to stay behind to care for the abandoned farm animals. In studying the effects of the contamination, Dr. Timothy Mousseau and his team found that animals and microbes living in contaminated areas are failing to thrive.

Upstate nuclear power plants with the same design as those that failed in Japan could also have meltdowns and explosions because a severe ice storm could make the backup generators useless. Even without a disaster, the nuclear facilities have regular releases of radioactivity and create toxic waste that will last hundreds of thousands of years. And the water they take from Lake Ontario goes through grilles which kill fish. The hot water which is returned to the Lake is also a problem for the animals living in the water.

It is important to quickly move from these dangerous, expensive nuclear facilities in our backyard to energy conservation, energy efficiency and renewable energy (solar, wind, geothermal). Gov. Cuomo is keeping the Fitzpatrick nuclear facility in Oswego open by forcing all ratepayers to subsidize it. That money could instead be used for moving more quickly toward clean energy, which would create more jobs.

Information about transition to a green economy can be found at Allianceforagreeneconomy.org

Linda DeStefano is President of People for Animal Rights. For more information about animal rights or to connect with Linda, contact People for Animal Rights, P.O. Box 15358, Syracuse, NY 13215-0358, (315) 488-PURR (7877) between 8 a.m. and 10 p.m., people4animalrightscny@gmail.com or peopleforanimalrightsofcny.org

Una Mirada a su Mundo

Un Momento de Reflexión…
por Lilia M. Fiallo

Una Mirada a su Mundo

¿Qué es Quererse?

Quererse, es aceptarse tal como usted es, con todos sus defectos, cualidades y virtudes, siendo consciente, qué manías puede cambiar, buscando vivir en paz y tranquilidad con su propio ser, cada minuto de su existencia.

Todas las respuestas a las varias preguntas que encuentre, serán de su privacidad. Son pensamientos que contienen la verdad y la justicia que caracteriza una mente limpia y abierta al cielo.

¿Qué es lo primero que usted hace en la mañana al despertar, darle gracias a Dios?
¿Obra usted bien en todas sus actuaciones de su vida?

Si la respuesta es NO; no está preparado para afrontar infortunios y momentos difíciles que se le presentarán a través de su vida.

¿Se levanta optimista porque sabe que va para su trabajo o para su escuela?

Su labor, por humilde o profesional que sea tiene un gran significado. Por ésta, recibe una paga que suple los gastos diarios, quedando algo para ahorrar, y quizá, se pueda dar el gusto de comprar lo que tanto ansía. ¿Usted ama su trabajo, o usted ama el dinero que le pagan por realizar esa labor?

¿Con el cariño que lo caracteriza, trata a su familia?¿Sabiendo la diferencia en la manera de pensar de cada uno de ellos, simplemente, se mantiene al margen, o se mezcla en discusiones?

Con responsabilidad y madurez, ¿realiza sus tareas o hace sus labores a conciencia?

¿Vive en paz y deja vivir?

Ser ofensivo e hiriente causa daño a los demás. ¡No juzgue, no critique, no censure. Atraiga siempre la energía positiva a su vida!

Dicen que en boca cerrada no entra mosco, por lo que siempre es conveniente callar. Lo que dijo A de B, B no lo puede saber y lo que dijo B de A, tampoco. Callar es mejor para no verse involucrado en situaciones absurdas que pueden causar grandes heridas en el alma, enemistades y a veces hasta la muerte. Mejor con nobleza y humildad, construya un ambiente cargado de energía positiva.

El tesoro más preciado que tiene todo ser humano es la salud. Poco y nada nos preocupamos por cuidar nuestra salud, por lo regular le damos un segundo plano, y si tenemos cita al doctor, muchas veces hacemos caso omiso. La presión arterial por ejemplo, es un enemigo oculto y silencioso de jóvenes y adultos y aunque usted lo sabe, cree eso es juego de niños y sigue comiendo de todo, lejos de tomar precauciones. Si tuviera que ir al hospital, a quien culparía?

Con respeto, sin hacerle daño a nadie, sin codear, sin apoderarse del lugar ajeno, cuando se proyecta, piensa o decide algo, ¿lo realiza con entusiasmo y orgullo porque sabe que tiene derecho a ser feliz? Y de todas las metas que se traza, ¿Crees que las lograras?

Nunca posponga sus grandes objetivos por asuntos banales que entorpecerán su vida. Su mente lo puede envolver caprichosamente para conseguir todo lo que se le antoje y cuando usted despierte de su error no podrá dar marcha atrás. Utilice el gran poder de la mente para cristalizar sueños que le llenarán su vida de felicidad.

¿Es usted feliz con lo que tiene?
¿Da a los demás el trato que le gustaría que a usted le dieran?
¿Actualmente vive un mundo de tranquilidad y paz?

Hoy, tome medidas, analice, medite y piense, qué puede corregir y qué quiere alcanzar.

¡Que los años grises no lo sorprendan sin realizar sus metas!

Lilia M. Fiallo nacida en Bogotá, Colombia, lugar en el que, entre tareas y ratos libres, encontró un espacio para escribir sobre temas, de alguna manera olvidados por otros. Con letras de oro grabadas en su memoria, inició su vida laboral, en el corazón de la parte técnica, del control de tránsito aéreo de su país natal. En medio de fraseología y códigos aeronáuticos, el mundo de la aviación le dio una de las más elevadas experiencias, por la precisión que requiere este oficio, donde un solo error, podría costar muchas vidas. Es ahí, donde en su inquietud por comunicar sus ideas, comienza a escribir con dedicación, temas un poco relegados por la sociedad, la Iglesia y el Estado. Al descubrir una verdad de la que nadie quiere hablar, pero mucho más real y cotidiana, de lo que parece. Es así, como surge esta, su primera obra, “Parir por parir”. Puedes encontrar su libro en venta en Amazon.