El peligro de vivir en una Cámara de eco

por David Alfredo Paulino

El Internet ha sido considerado como el gran ecualizador, nos permite adquirir la mayoría, o si no toda la información del mundo. Ahora en el 2018, mientras que es ciertamente la verdad, parece haber habido algunas complicaciones con el internet y el tipo de información que uno puede recibir. El internet se ha transformado en campamentos informativos creados para albergar diferentes tribus. La más famosa de las tribus están a la derecha, la izquierda, conservadores, liberales, progresistas…etc.

Uno hubiera pensado que como sociedad este tipo de tribalismo habría quedado en el pasado, ya que pensé que hemos llegado a la conclusión de que el tribalismo conduce a una rígida y homogénea, tipo de medio ambiente. Para permanecer en un entorno homogéneo y rígido impide el desarrollo y crecimiento, madurez, y aprendizaje. Hace 22 años, en el 1996, los investigadores del MIT, Marshall Van Alstyne y Erik Brynjoflsson pensamiento de los posibles aspectos negativos de un mundo conectado, “Personas facultadas para filtrar el material que no se ajustan a sus preferencias existentes pueden formar pandillas virtuales, aislarse desde puntos de vista opuestos, y reforzar sus prejuicios”. Ambas investigaciones fueron capaces de prever el tipo de ambiente que se creará.

Parece que las personas están simplemente demasiado asustados para escuchar a los demás, sólo por el hecho de estar equivocado, porque si se equivocaron entonces que significa que su forma de pensar estaba equivocada y así sucesivamente. Los medios de comunicación social se han convertido en esta cámara de resonancia donde nosotros sólo vemos y escuchamos el mismo tipo de información que ya estamos acostumbrados a ver. El peligro de vivir en ese tipo de ambiente es que crea un cuadro en el que uno esconde a sí mismo, y también es compatible con la mentalidad de que todo lo que uno necesita está dentro de esta caja y todo fuera de ella es incorrecto. Este tipo de pensamiento no apoya la diversidad y si acaso, nos fragmenta y nos divide.

Actualmente, parece que nadie puede tener un discurso pacífico sin un gigantesco escándalo gritando o un partido entre dos partes. Ahora hablamos de perturbar y obtenga nuestro punto en lugar de escuchar y entender el uno al otro. Sólo porque uno escucha y trata de entender las otras partes no significa que necesariamente esté de acuerdo con ellas. Esta es la forma en que los conflictos suceden e inevitablemente las guerras comienzan.

Sólo porque usted no está de acuerdo con alguien no significa que esa persona no debe ser capaz de expresar su opinión. Esto es en respecto a muchas conversaciones que han sido canceladas debido a estudiantes organizando y causando trastornos. En todo caso, aquellos que no están de acuerdo con dicho altavoz deben intentar tener una conversación acerca de por qué ellos pueden pensar que están equivocados. Negar el otro lado es esencialmente una parte del problema, no permitir la diversidad y la inclusión de los demás. No se trata de echar la culpa a alguien en un rango específico de pensamiento, si acaso todos los reluctancia para comprender el otro lado es el problema.

Este entorno homogéneo impide el desarrollo de nuestro crecimiento y nuestro potencial de prosperidad como sociedad. Me encantaría continuar con este tipo de conversación si están dispuestos a través de twitter, Follow @Alfredo_David1, de modo que podamos tratar de entendernos un poco más.

Mi nombre es David Alfredo Paulino. Me gradué de SUNY Cortland. Mi mayor fue Estudios Internacionales con una concentración en Sistema Político Global y mis concentración secundarias son Antropología, Estudios de Latino América, Asia, y el Medio Oeste. Nací en Manhattan, NYC, pero vivo en el Bronx con mi mamá, mi pequeña hermana y mi padrastro. Aunque nací aquí, las mayores de mis mas profundas memorias vienen de mis visitas frecuentes a la Republica Dominicana, y siempre estando allí. Yo aun me quede allí por todo un año. Debido a mis frecuentes idas y vueltas, me críe amando esa atmósfera y a veces la añoro mas que la misma ciudad de NY.

Comments are closed.