SACHR: Un refugio de Recuperación

por Maximilian Eyle

Por casi 30 años, Saint Ann’s Corner of Harm Reduction (La esquina de reducción de daño de Santa Ana, SACAR por sus siglas en Inglés), ha sido un esfuerzo importante en la comunidad del sur del Bronx. La organización trabaja con consumidores de drogas, personas sin hogar, y otros grupos en riesgos que necesitan ayuda. La fundadora de la organización, Joyce Rivera, formó la organización durante los años noventa para reducir la difusión de VIH y otros peligros que amenazaban la comunidad. Diferente que otros programas que insisten en abstinencia, la misión de SACHR es la de reducción de daño. “No esperamos hasta que la gente decida dejar los comportamientos peligrosos,” explica un representador de SACHR. “Creamos un refugio donde los participantes pueden considerar sus elecciones personales, donde pueden empezar a adoptar cambios manejables.”

SACHR ofrece tantos recursos y servicios que a veces es difícil mencionarlos todos. Uno de sus programas principios es lo del intercambio de jeringuillas. Cuando los consumidores de drogas comparten sus jeringuillas, el riesgo de VIH, hepatitis-C, y otras infecciones sube muchísimo. Eso fue un factor importante en la epidemia del VIH hace algunos años atrás. Con el acceso de jeringuillas gratis y esterilizadas para la gente que las necesita – SACHR puede asegurarse que los consumidores de drogas puedan hacerlo con un nivel más bajo de riesgo a sí mismos y a otros. Esta estrategia es unas de las más efectivas contra la transmisión del VIH y otras enfermedades. Además de estas medidas, SACHR ofrece servicios de salud mental, comida, acupuntura, yoga, pruebas de VIH y hepatitis-C, duchas, y lavandería al público para aquellos que lo necesiten.

El tratamiento de sobredosis por Naloxona también es una parte importante de los servicios de SACHR. El Coordinador de programas Nelson González entrena a la gente en la administración de esta medicina contra sobredosis y distribuye Naloxona a las personas que lo quieren. “La crisis de opiáceos es algo nuevo para los EEUU, pero es algo antiguo para el Sur del Bronx,” dice González. Él ha trabajado en el campo de la reducción de daño hace 20 años. Un comunicado de prensa reciente de la organización critica el tono del medio cuando habla de este problema. “La prensa se beneficiará rápidamente desde la muerte de una celebridad por drogas cuando publica obituarios y reportajes sensacionalistas, por ejemplo después de las muertes de Philip Seymour Hoffman, Prince, John Belushi, y otros. Pero ni un obituario recordará las vidas de las 1,300+ víctimas ordinarias de sobredosis en Nueva York en el 2016.”

Hoy, la organización está expandiendo su facilidad y creciendo sus esfuerzos en la comunidad. La Fundadora Joyce Rivera sigue siendo la Directora Ejecutiva y la organización está dirigida principalmente por mujeres hispanas. Cuando me senté con ella en su oficina, me explicó sobre los planes de SACHR para expandirse. Ella hizo un gesto hacia la calle y me contó que asistió a la escuela primaria en este barrio, su rostro brillando con emoción. SACHR representa la labor de su vida. Ella y la comunidad tienen suerte de tenerse una a la otra.

Maximilian Eyle es originario de Syracuse, NY y graduado de Hobart y William Smith Colleges. Trabaja como consultor de medios y escribe cada mes sobre una variedad de temas para periódicos en Español en todo el estado de Nueva York. Maximilian ama la cultura hispana y aprendió Español mientras vivió en España, donde estudió y trabajó como profesor de Inglés. Él puede ser contactado en maxeyle@gmail.com.

Comments are closed.