Dama de las artes: un perfil de Tere Paniagua

por Maximilian Eyle

El Centro Cultural La Casita y Punto de Contacto (Point of Contact) son dos de las instituciones principales de la cultura latina en Syracuse. Punto de Contacto está celebrando su 42º año presentando arte y literatura contemporánea de Latinoamérica, mientras que La Casita, un proyecto relativamente nuevo, florece como un centro activo en la comunidad, abriendo oportunidades educativas enfocadas en la concientización histórica y exhibiciones culturales. Un vistazo tras la cortina de ambas organizaciones revela la labor incansable de Tere Paniagua, directora ejecutiva de la Oficina de Encuentro Cultural en Syracuse University (SU), quien ha sido una fuerza poderosa en la comunidad del arte y la cultura en Syracuse hace más que 15 años.

Tere es una mujer delgada y energética con melena plateada y una sonrisa constante. Antes de venir a Syracuse, Tere pasó más que 20 años trabajando como periodista en Puerto Rico y Los Ángeles donde escribió perfiles de artistas y autores. Se graduó de Syracuse University en 1982 y desarrolló una conexión fuerte a la ciudad donde ha criado a sus tres hijos. En 2002 empezó a trabajar con el programa de Estudios Latino-Latinoamericanos de SU (LLAS por sus siglas en inglés) y en el departamento de lenguajes, donde empezó a enseñar y diseñó su propio curso en español con el título “Prácticas del periodismo hispánico”. Uno de sus colegas fue el fundador de Punto de Contacto, Pedro Cuperman. Ella empezó a ayudarle y trabajó con él durante su tiempo libre y después de poco tiempo se enamoró de los proyectos de la galería.

Hoy, Tere es la directora ejecutiva de Punto de Contacto, y logra impulsar la galería como una plataforma para exhibir artistas visuales y figuras literarias de Latinoamérica. “Mucha gente tiene una idea preconcebida de lo que es el arte Latinoamericano,” explica Tere, “Punto de Contacto sirve para romper los estereotipos.” Una de las cosas más importantes que hace la galería es iluminar nuevos artistas y voces emergentes en la comunidad del arte. En este momento, Punto de Contacto está trabajando con Abisay Puentes planificando una exhibición para el año que viene. El pintor cubano es conocido por su enfoque dual de presentar sus obras visuales junto con bandas sonoras orquestales.

El segundo proyecto de Tere, La Casita, se abrió en el 2011 con una misión distinta: para enfocar en la comunidad local, trabajar con la juventud de Syracuse, y proveer programas educativos que se integran a la vida de la comunidad. La Casita presenta oportunidades para los estudiantes que tienen interés en la comunidad latina de Syracuse, para que puedan trabajar como voluntarios, mentores, e instructores. Exhiben arte visual, música, y baile – incluso un evento mensual de tango argentino. Tere dice que la meta es elegir, “exhibiciones que documentan las tradiciones y la vida de la comunidad.” Las exhibiciones normalmente incluyen fotos históricas, recuerdos, y otros artefactos que cuentan historias de las familias latinas en Syracuse.

El trabajo de La Casita incluye un archivo. En el 2017, se presentó una hermosa colección de instrumentos musicales tradicionales de las culturas caribeñas que examina la historia de esa herencia musical. Anteriormente, hubo una exhibición que documentó las historias de latinos en las fuerzas armadas de los Estados Unidos. Veteranos y soldados activos y sus familias, tanto del campus como de la comunidad local. El proyecto incluyó la grabación de entrevistas explorando esa experiencia. Hace dos años, La Casita entró en una colaboración con la institución Smithsonian para hacer un proyecto que exhibiría colecciones de la comunidad. El tema del proyecto es “Latinos en el béisbol,” y explora la cultura latina del béisbol “desde los barrios hasta las ligas mayores.” El proyecto de Smithsonian ya incluye la colaboración de unas 24 galerías y centros culturales a través de la nación, y culminará con una exhibición en el instituto Smithsonian en Washington D.C. en el año 2020 antes de convertirse en una exhibición itinerante.

“El alcance de estos proyectos no sería posible sin el apoyo de Syracuse University y el Colegio de Artes y Ciencias,” Tere explica. Y el valor del trabajo beneficia tanto a la universidad como a la comunidad. Mientras la comunidad se nutre de los recursos culturales y abundantes de La Casita y Punto de Contacto, SU genera para sus estudiantes y profesores una riqueza de oportunidades, aprendizaje a base de experiencias reales, y desarrollo profesional. Hablando del futuro de los latinos en Syracuse, Tere refuerza la importancia de estas instituciones culturales. “Debemos sentirnos orgullosos de esta comunidad,” dice Tere. “Es esencial exponer a nuestros jóvenes y estudiantes al conocimiento de nuestra historia, a nuestras ricas tradiciones, y al arte de nuestra gente.”

La Galería Punto de Contacto está situada en el Warehouse Building, 350 W Fayette St, Syracuse, NY 13202

La Casita Cultural Center está situada en el Lincoln Bldg., 109 Otisco St, Syracuse, NY 13204

Maximilian Eyle es originario de Syracuse, NY y graduado de Hobart y William Smith Colleges. Trabaja como consultor de medios y escribe cada mes sobre una variedad de temas para periódicos en español en todo el estado de Nueva York. Maximilian ama la cultura hispana y aprendió español mientras vivió en España, donde estudió y trabajó como profesor de inglés. Él puede ser contactado en maxeyle@gmail.com.

Comments are closed.