La terminación de DACA podría…

SALUD

La terminación de DACA podría tener efectos catastróficos en la atención de salud de Estados Unidos

por Carolyn González

El año 2017 ha estado lleno de acaloradas discusiones y protestas sobre nuestro actual presidente y sus puntos de vista sobre asuntos internos, política exterior internacional, cambio climático e inmigración. Más recientemente, el 5 de Septiembre, el Presidente Trump anunció que pondría fin al programa de Acción Diferida por Llegadas de la Niñez (DACA por sus siglas en Inglés) con una extensión de seis meses para que el Congreso pudiera determinar qué hacer con los 800,000 beneficiarios del programa. La mayoría de los estadounidenses parecen no verse afectados por este cambio legislativo y algunos incluso apoyan la deportación de inmigrantes indocumentados que fueron traídos a los Estados Unidos involuntariamente como niños. Lo que muchos estadounidenses no se dan cuenta es que la terminación de DACA podría tener efectos catastróficos en la atención de salud de Estados Unidos ya que ya hay una escasez nacional de profesionales de la salud.

En los EE.UU. nuestra población está envejeciendo y hay muchos pacientes que requieren atención durante todo el día para satisfacer sus necesidades médicas. La industria de cuidado en el hogar depende de la mano de obra de inmigrantes autorizados y sin DACA muchos pacientes con condiciones complejas de salud no obtendrán el cuidado que requieren. Además, según un estudio realizado por el Centro de Salud y Cultura Latina de la UCLA, el número de médicos latinos se ha reducido en un 22% desde 1980. La tasa de médicos latinos que se producen no está satisfaciendo la demanda de una población latina cada vez mayor, menos médicos con competencia lingüística y cultural para brindar atención de calidad a pacientes latinos. También hay que señalar que hay una escasez nacional de 8.200 médicos de atención primaria y un suministro de 5.400 médicos no documentados no elegibles que podrían ayudar a llenar papeles en la atención primaria en las poblaciones mal atendidas. Si las políticas de inmigrantes apoyaban a estudiantes de medicina, residentes y médicos indocumentados, podríamos ayudar a llenar la brecha en la atención de calidad tanto a los pacientes latinos como al público en general.

Entonces, ¿qué podemos hacer para ayudar a apoyar a los inmigrantes indocumentados que han vivido la mayor parte de sus vidas en EU, son parte de la economía de los EU, pagan impuestos y satisfacen las necesidades económicas y de salud de EU? Podemos ponernos en contacto con nuestros representantes estatales locales y los senadores estatales y decirles que DACA necesita permanecer o una mejor política para ayudar a los destinatarios de DACA a convertirse en ciudadanos naturalizados debe iniciarse.

Si no sabe quién es el representante de su distrito, puede ir a http://nyassembly.gov/mem/search/ y encontrar su correo electrónico y la información de contacto telefónico para expresar sus preocupaciones. Como Latinos tenemos que aprender a ayudarnos unos a otros y defender nuestra posición en la política de Estados Unidos, ya que somos miembros vitales de la economía y el sistema de salud de Estados Unidos y merecemos estar aquí.
Carolyn Gonzalez es una nativa de Rochester, New York de ascendencia puertorriqueña. Está terminando su primer año en la Escuela de Medicina y Odontología de la Universidad de Rochester. Ella completó su B.S. en Biología y Sociedad con un doble menor en Análisis de Políticas y Administración y Estudios de Desigualdades de la Universidad de Cornell en el 2011. Sus intereses de especialidad médica incluyen atención primaria y psiquiatría. Ella está en la junta ejecutiva del capítulo de la escuela de la Asociación de Estudiantes Latinos de Medicina (LMSA) quienes se han comprometido a contribuir artículos educativos que son relevantes a la comunidad Latina.

The termination of DACA could have…

HEALTH

The termination of DACA could have catastrophic effects on US health

by Carolyn Gonzalez

The year 2017 has been filled with heated discussions and protests about our current president and his views on domestic affairs, international foreign policy, climate change, and immigration. Most recently, on September 5th, President Trump announced he would be ending the Deferred Action for Childhood Arrivals program with a sixth month extension so that Congress could determine what to do with the 800,000 beneficiaries of the program. Most Americans seem unfazed by this legislative change and some even support the deportation of undocumented immigrants who were brought to the United States involuntarily as children. What many Americans don’t realize is the termination of DACA could have catastrophic effects on US health care as there is already a national shortage of health care professionals.

In the US our population is aging and there are many patients who require around the clock care to meet their medical needs. The home care industry depends on authorized immigrant labor and without DACA many patients with complex health conditions won’t get the care that they require. Additionally, according to a study performed by UCLA’s Center for Latino Health and Culture the number of Latino physicians has shrunken by 22% since 1980. The rate of Latino physicians being produced is not meeting the demand of an ever growing Latino population which means there are less physicians with language and cultural competency to provide quality care to Latino patients. It should also be noted there is a national shortage of 8,200 primary care physicians and a supply of 5,400 ineligible undocumented physicians that could help fill roles in primary care in underserved populations. If immigrant policies supported undocumented medical students, residents, and physicians we could help fill the gap in quality care to both Latino patients and the general public.

So what can we do to help support undocumented immigrants that have lived most of their lives the US, are a part of the US economy, pay taxes, and meet the economic and health care needs of the US? We can contact our local state representatives and state senators and tell them that DACA needs to remain or a better policy to help recipients of DACA to become naturalized citizens needs to be initiated. If you don’t know who the representative for your district is you can go to http://nyassembly.gov/mem/search/ and find their email and telephone contact information to voice your concerns. As Latinos, we need to learn how to help one another and defend our position in US politics as we are vital members of the US economy and health care system and deserve to be here.

Carolyn Gonzalez is a native of Rochester, NY of Puerto Rican descent. She is finishing her first year at the University of Rochester’s School of Medicine and Dentistry. She completed her B.S. in Biology and Society with a double minor in Policy Analysis and Management and Inequalities Studies from Cornell University in 2011. Her medical specialty interests include primary care and psychiatry. She is on the executive board of the school’s chapter of the Latino Medical Student Association (LMSA) who are committed to contribute educational articles relevant to the Latino community.

Budín de Banana estilo Honduras

RECETAS

(Versión con grasa y azúcar reducida)

por Suellen Pineda, RDN, CDN

Budín de banana o guineo en un postre delicioso disfrutado por adultos y niños por igual. No solo es muy rico y muy fácil de preparar, sino también muy económico. Sin embargo, la mayoría de las recetas tradicionales contienen cantidades excesivas de grasa y azúcar. Esta versión modificada es baja en grasa y azúcar. El secreto está en reemplazar parte de la mantequilla por puré de manzana sin azúcar y usar mezcla de azúcar para hornear sin calorías. Esta variación hace de esta receta una buena opción para diabéticos, teniendo siempre en mente ser moderados con las porciones.

 Ingredientes

3 bananos bien maduros, hecho puré, más 1 extra (dejar entero)

2 ½ cucharadas de mezcla de azúcar para hornear baja en calorías (Puede usar Splenda)

4 cucharadas de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente

2 huevos

1 ½ taza de harina de trigo integral

1 cucharadita de polvo de hornear

1 cucharadita de extracto de vainilla

½ cucharadita de sal

1 cucharadita de canela en polvo

½ taza de puré de manzana sin azúcar

1 taza de leche baja en grasa

Procedimiento

Precalienta el horno a 350F

En un tazón hondo, batir la mantequilla con el azúcar

Agregar los huevos, uno por uno.  Seguir batiendo.

Añadir la harina, polvo de hornear, extracto de vainilla, sal, puré de manzana, canela y leche.

Por ultimo, agregar las bananas y seguir batiendo hasta que la mezcla este homogénea.

Prepara un molde para hornear con un poquito de mantequilla y harina. Retirar el exceso de harina.

Cortar la banana que dejaste entera en rodajas y ponerlas en el fondo del molde.

Verter la mezcla y hornear sin cubrir, por aproximadamente una hora, o hasta que al insertar un palillo este salga limpio.

Suellen es una Nutricionista Dietética Registrada basada en la área de Rochester, NY.  Conéctese con ella al suellenpinedaRDN@gmail.com o síguela en Instagram al @Suellen_Pineda.

Honduran Style Banana Bread Pudding

RECIPES
(Reduced fat, reduced sugar version)

by Suellen Pineda, RDN, CDN

Banana bread pudding is a delicious treat enjoyed by adults and children alike! It is not only yummy, creamy and easy-to-make, but also very cost-effective. However, traditional recipes call for considerable amounts of butter and sugar. This modified version is lower in sugar and fat than most recipes. The key here is replacing some of the fat with unsweetened applesauce, and use non-calorie granulated blend sweetener. This variation makes this recipe suitable for diabetics, keeping in mind the importance of portion control.

 Ingredients

3 overripe bananas (mashed), plus 1 extra (leave whole)

2 ½ Tbsp. of sugar mix blend (I used Splenda Sugar Blend)

4 Tbsp. unsalted butter, at room temperature

2 eggs, large

1 ½ cup whole wheat flour

1 Tbsp. baking powder

1 Tbsp. vanilla extract

½ tsp. salt

1 tsp. ground cinnamon

½ cup unsweetened applesauce

1 cup low-fat milk

Method

Pre-heat oven at 350F

In a bowl, beat sugar with butter.

Beat in eggs, one at a time.

Add flour, baking powder, vanilla extract, salt, applesauce, cinnamon and milk.

Lastly, add mashed bananas and beat until well incorporated.

Prepare a baking dish with just enough butter and flour, shaking off excess flour.

Slice the banana that you left whole and spread the slices on the bottom of the baking dish.

Pour the batter and bake uncovered for about an hour or until a toothpick comes out clean when inserted in the center.

Suellen is a Registered Dietitian Nutritionist based in the Rochester, NY area. Connect with her at suellenpinedaRDN@gmail.com or follow her on Instagram at @Suellen_Pineda.

Herencia Hispana y Música

por Miguel Balbuena

El Mes Nacional de la Herencia Hispana es un lapso de tiempo designado para la celebración de las culturas de los estadounidenses cuyos orígenes se remontan a América Latina y España. Cada año va del 15 de Septiembre al 15 de Octubre. Por supuesto, los latinos deberían de conmemorar su ancestralidad todos los días del año, no sólo durante un período de 30 días. En el dominio público, Syracuse tuvo su Festival Latinoamericano el 12 de agosto en la Plaza Clinton y su Fiesta Multicultural de la Cuadra cinco días después en el Parque Skiddy.

Este año nació La Feria in the Fair, la cual se llevó a cabo del 25 de Agosto al 27 de Agosto en el previamente no desarrollado confín occidental de los recintos feriales de Nueva York, de 375 acres, en el pueblo de Geddes. Este confín había sido bautizado como la Experiencia de Nueva York y su apertura fue posible gracias a la demolición de la Tribuna, cuyo sucesor fue el Escenario de la Experiencia del Imperio, el cual tiene características técnicas similares al otro principal, el Escenario Stan Colella en la Plazoleta Chevy.

El Escenario del Imperio está situado en un espacio verde con tres glorietas, sillas de terraza robustas y mesas de comida campestre con sombrillas. Este espacio está justo al lado de una laguna artificial con tres fuentes de agua en medio, además con una choza polinesia flotante. Es un lugar agradable para las familias y otros para divertirse, y, cuando La Feria in the Fair estaba en marcha, para disfrutar los ocho conciertos gratuitos que tuvieron lugar en esta plataforma elevada.

Pero una cosa graciosa pasó en el camino al foro, tal como el cineasta Richard Lester lo habría dicho. El más entretenido momento del evento de tres días ocurrió cuando un inesperado invitado procedió a irrumpir en el escenario para tratar de superar a los músicos. El estaba luciendo una melena dorada, y llevaba puesto un terno azul marino, una camisa blanca y una corbata roja, y los artistas lo llamaban Señor Presidente mientras que él le alzaba el  pulgar al público. Le arrebató el micrófono de las manos a uno de los congueros de BombaRoc y no lo soltaba. La gente en la audiencia se preguntaba en voz alta si él era realmente el Ocupante en Jefe de la Torre Trump en la Avenida Quinta en Manhattan Central, quien, en el 20 de enero, se convirtió también en el Comandante en Jefe de la Casa Blanca. Algunos incluso especularon que aprovecharía la oportunidad en el escenario para hacer una importante proclama de política estadounidense, tal como la revelación de la existencia del Eje Latinoamericano del Mal, compuesto por México, Venezuela y Cuba, para coronar el Eje Asiático del Mal, formado por Corea del Norte, Irán e Irak.

Para ayudar a resolver la situación, tuve que recordar qué pinta tenía el verdadero Donald Trump cuando lo vi por primera vez cuando hizo una ostentosa aparición el 16 de Abril de 2016 en el Centro de Convenciones Pirro de Syracuse, a los sonidos del tema musical de “NBA en TNT” del Sistema de Transmisión Turner, no a los de “El juego del siglo”, como equivocadamente informé dos semanas después. Una minuciosa evaluación, en cuanto a si el individuo en cuestión era de hecho el Líder del Mundo Libre, tendría que tener también en cuenta su comportamiento. El simplemente no pudo haber resistido el ritmo contagioso de la música bomba tocada por los tres congueros de BombaRoc, y repetidamente meneó sus hombros y sacudió su colita a este latido. Dado que tal conducta pública no hubiera tenido precedentes para la cabeza de la Oficina Oval, tuve que concluir que el sujeto en el escenario no era alguien genuino. En lugar de eso, él era tan fraudulento como la imitación de El Donaldo hecha por Alec Baldwin en “Noche del sábado en vivo” de la Compañía Nacional de Transmisión.

Pero los músicos de BombaRoc demostraron tener correa. Le llevaron la corriente al falso Trump, incluso cuando estaban teniendo problemas para recuperar el micrófono de este impostor, quien, resultó, tener puesta una peluca, la cual – tras cuernos, palos – había sido manufacturada en China, de tantos países.

Conforme el sermón del fingido multimillonario inversionista iba terminando, le dijo a los artistas: “Yo los apoyo, mexicanos”. “Somos puertorriqueños, no mexicanos”, le corrigieron.

Antes del lanzamiento de La Feria in the Fair, las apariciones de artistas latinos en la feria eran pocas y distantes entre sí. Recuerdo haber asistido a un concierto de Santana en su Tribuna el 3 de Septiembre de 1993. Posteriormente, su estrado en la Villa Panafricana hospedó un puñado de actos de música latina. Este año tuvo tres: Los Claveles, UMB y Afrikan 2.

Había que hacer algo para corregir esta seria situación. Afortunadamente, CNY Latino, Excellus Blue Cross Blue Shield, Molina Health Care y Somos el Futuro estuvieron a la altura del desafío y se unieron para patrocinar La Feria, la cual fue tal éxito que incluso un perro comenzó a bailar salsa directamente en frente del escenario mientras la Orquesta La Muralla estaba actuando. El perro llevaba un saco blanco y anteojos, y tenía un estetoscopio colgando de su cuello. Tras un examen más detallado, era la mascota de Molina Healthcare con un disfraz puesto.

Acerca del autor: Miguel Balbuena es un escritor en los campos académico, científico, periodístico y literario (en los géneros de ficción y no ficción).

Latino Heritage and Music

by Miguel Balbuena

National Hispanic Heritage Month is a designated time of celebration of the cultures of Americans whose origins can be traced to Latin America and Spain. Each year it runs Sept. 15 through Oct. 15. Of course, Latinos should commemorate their ancestry every day of year, not just during a 30-day period. In the public domain, Syracuse had its Latin American Festival on Aug. 12 in Clinton Square and its Multicultural Block Party five days later at Skiddy Park.

Born this year was La Feria in the Fair, which was held from Aug. 25 to Aug. 27. in the formerly undeveloped western end of the 375-acre New York State Fairgrounds in the town of Geddes. This end had now been christened the New York Experience and its opening was made possible by the demolition of the Grandstand, whose successor was the Empire Experience Stage, which has similar technical features than the other main one, the Stan Colella Stage at Chevy Court.

The Empire Stage is located in a green space with three gazebos, sturdy lawn chairs, and picnic tables with umbrellas. This space is right next to an artificial lagoon with three water fountains in the middle of it, plus a Polynesian floating hut. It’s a nice place for families and others to frolic, and, when La Feria in the Fair was on, to enjoy the eight free concerts that took place on this raised platform.

But a funny thing happened on the way to the forum, as filmmaker Richard Lester would have put it. The most amusing moment of the three-day event occurred when an unexpected guest proceeded to burst onto the stage to try to one-up the musicians. He was sporting a golden mane, and wearing a navy business suit, a white dress shirt and a red necktie, and the artists called him Mister President while he was giving thumbs up to the public. He snatched the mic from the hands of one of the BombaRoc conga drummers and wouldn’t let go of it. People in the audience wondered aloud whether he was indeed the Occupier in Chief of Trump Tower on Fifth Avenue in Midtown Manhattan, who, on Jan. 20, became also the Commander in Chief of the White House. Some even speculated that he would take the opportunity on stage to make a major U.S. policy proclamation, such as the revelation of the existence of the Latin American Axis of Evil, composed of Mexico, Venezuela and Cuba, to top the Asian Axis of Evil, made up of North Korea, Iran and Iraq.

To help sort out the situation I had to remember what the real Donald Trump looked like when I first saw him when he made a splashy appearance on April 16, 2016, at the Pirro Convention Center in Syracuse, to the sounds of the Turner Broadcasting System’s “NBA on TNT” theme song, not of those of “Space Jam’s” as I mistakenly reported two weeks later. A thorough assessment, as to whether the individual in question was in fact the Leader of the Free World, had to take also into account his demeanor. He just couldn’t have resisted the contagious rhythm of bomba music played by the three BombaRoc drummers, and repeatedly shimmied his shoulders and shook his tushie to this beat. Given that such public conduct would have been unprecedented for the head of the Oval Office, I had to conclude that the subject on stage was not the real deal. Instead, he was as much of a fraud as Alec Baldwin’s impersonation of The Donald on National Broadcasting Company’s “Saturday Night Life.”

But the BombaRoc musicians proved to be good sports. They went along with the fake Trump even while they were having trouble getting the mic back from this impostor, who, as it turned out, was wearing a wig, which, to add insult to injury, had been manufactured in China, of all countries.

As the phony billionaire investor’s screed was winding down, he told the artists, “I support you Mexicans.” “We are Puerto Ricans, not Mexicans,” they corrected him.

Prior to the launch of La Feria in the Fair, appearances of Latino performers at the fair were few and far between. I recall attending a Santana concert at its Grandstand on Sept. 3, 1993. Afterwards, its Pan-African Village stage hosted a handful of Latin music acts. This year it had three: Los Claveles, UMB and Afrikan 2.

Something needed to be done to rectify this dire situation. Fortunately, CNY Latino, Excellus BlueCross BlueShield, Molina Healthcare and Somos el Futuro were up to the challenge and banded together to sponsor La Feria, which was such a success that even a dog started dancing salsa directly in front of the stage while the La Muralla Orchestra was performing. The canine was wearing a white coat and glasses, and had a stethoscope hanging from its neck. Upon closer examination, it was Molina Healthcare’s mascot in a costume.

About the author: Miguel Balbuena is a writer in the academic, scientific, journalistic and literary fields (in the fiction and non-fiction genres).

¿Que nos enseña la Industria de Vino en Nueva York?

por Maximilian Eyle

Hoy, el estado de Nueva York es uno de los productores más grandes de vino en los E.E.U.U. Nueva York tiene casi 300 viñeras, uno de cada tres está en la región de los Finger Lakes. La industria tiene un impacto económico de $3.8 billón cada año, y crea mucho trabajo, ingresos públicos, y turismo. El crecimiento de la industria de vino ha pasado solo durante las últimas décadas. ¿Por qué está pasando ahora? La respuesta tiene algo que ver con las avanzas modernas de agricultura, y también con nuestra política de drogas.

El vino ha sido un producto de los Finger Lakes desde la primera parte del siglo diecinueve. Pero solía ser solamente las uvas del tipo Concord que se cultivaban aquí. Es una variedad más dulce y menos interesante que las uvas de la familia vinífera como Reisling, Chardonnay, y otras más conocidas. No se cultivaban esas uvas aquí porque no podrían sobrevivir los inviernos duros. A pesar de eso, la industria de vino se crecía hasta el siglo veinte. Era así hasta el año 1920 cuando la Enmienda Dieciocho estableció una prohibición de alcohol. La prohibición de alcohol destruyó la industria de vino durante trece años. Mientras que los productores de vino legal tuvieron que cerrar sus viñeras, los criminales empezaron a vender alcohol en el mercado negro. El crimen subió hasta el año 1933 cuando se cambió la ley.

En el año 1951, un inmigrante ucraniano que se llamaba Dr. Konstantin Frank empezó a trabajar como un portero en la estación de experimentos de Cornell en Geneva, NY. Aunque sea un experto en la producción de vino en Ucrania, su experiencia no era reconocida en los E.E.U.U. Sin embargo, su trabajo en la estación de experimentos le puso en contacto con otros científicos que estaban investigando la producción de vino en la región de los Finger Lakes. Dr. Frank creía que él sabía las variedades de uvas que podrían sobrevivir en Nueva York y el sistema mejor para cultivarlas. Al principio los otros científicos le ignoraron, pero después de algunos años se probó su teoría y era correcta.

La revolución de Dr. Frank significó que se podría empezar a cultivar las uvas más populares en el mundo aquí en Nueva York, pero pasaría mucho tiempo hasta que la industria pudiera madurarse. Las regulaciones antiguas de la época de prohibición pusieron restricciones pesadas en los productores locales de vino. Hasta el año 1976, las viñeras pequeñas no podrían vender su vino directamente a sus clientes. Tuvieron que contratar un mayorista. En los años ochenta las leyes se cambiaron y la industria de vino empezó a crecer y formar una parte importante de la economía de Nueva York. En el día de hoy, las uvas son uno de las tres frutas más rentable en nuestro estado a parte de las manzanas y cerezas.

No podemos culpar los productores originales de vino por no entender los mejores métodos para cultivar los vinos europeos en nuestro clima duro de Nueva York. Las investigaciones científicas son difíciles y demandan mucho tiempo. Pero podemos culpar la filosofía de prohibición que defina la política de drogas en los E.E.U.U. Ésta prohibición ha reprimido una industria productiva y beneficiosa por más de un medio siglo. Todavía, Nueva York es uno de los únicos estados que prohíba que se vende vino en los supermercados.

Aunque la producción de vino ha crecido mucho en Nueva York, vemos una repetición de historia con el tema de cannabis. Mientras otros estados disfrutan los beneficios de legalización, nuestro estado sigue con su bloqueo de la industria. Igual que nos acordamos de la futilidad de la prohibición de alcohol, así que las generaciones futuras les acordarán de la futilidad de nuestra prohibición de marihuana.

Maximilian Eyle es nativo de Syracuse, NY y se graduó de Hobart y William Smith Colleges. El tiene experiencia trabajando en el sector de pólizas de drogas y escribe acerca de esto en el periódico mensual de CNY Latino. Maximilian aprendió Español mientras vivía en España donde estudio y trabajo como maestro de Ingles. El puede ser contactado al maxeyle@gmail.com.