La política de gobierno de Cuomo sobre la marihuana

El gobernador Cuomo ha anunciado recientemente en sus planes legislativos que le gustaría acabar con las detenciones de gente que posee cantidades pequeñas de marihuana. Aclara que el estado de Nueva York ha malgastado muchos recursos para el encarcelamiento de consumidores de marihuana no violentos. Sin embargo, Cuomo asegura que seguirá yendo tras los vendedores de la droga. “La venta ilegal de marihuana no puede y no se podrá ser aceptada en el estado de Nueva York, pero los datos muestran sólidamente que los consumidores lúdicos de marihuana no suponen una amenaza para la seguridad pública,” escribió el gobernador en la página 191 de su informe. En su declaración, se refiere a la popularidad nacional de la legalización de marihuana como una motivación primaria para moderar su postura sobre el tema/asunto. Hasta ahora, ocho estados en los estados unidos han legalizado la marihuana para un consumo lúdico entre adultos. 

El gobernador acierta en que debemos dejar de perseguir a los consumidores no violentos de la marihuana. Es una fútil batalla que solamente sirve para llenar nuestras cárceles y convertir en criminales a personas no violentas. Aun así, si quiere eliminar el problema de la venta ilegal de marihuana en nuestro estado – debe seguir el ejemplo de los otros estados que han eliminado por completo cualquier prohibición de la marihuana. Cuando Estados Unidos intentó prohibir el alcohol, se creó un mercado negro dirigido por violentos criminales tales como Al Capone y otros. Ganaron grandes beneficios vendiendo alcohol al público americano que todavía lo deseaba. Cuando el alcohol se legalizó en el año 1933, esta industria criminal despareció. Podemos hacer la misma elección hoy, si queremos.

Quizás el elemento más confuso de la declaración del gobernador es que la posesión de cantidades pequeñas de marihuana ha sido despenalizada en Nueva York desde el acto de reforma de la marihuana en 1977.  ¿Entonces qué cambio propone Cuomo exactamente? Si se permite poseer marihuana pero es ilegal comprarla o venderla – está declarando que la gente rompe las leyes. ¿Cómo puede ser que es permitido tener la droga pero no comprarla? ¿De dónde vendría la marihuana? Si el gobernador quiere abordar el crimen y otros problemas que son resultados de la prohibición de marihuana, debe legalizar su venta para un consumo lúdico de los adultos.

Maximilian Eyle es nativo de Syracuse, NY y se graduó de Hobart y William Smith Colleges. El tiene experiencia trabajando en el sector de pólizas de drogas y escribe acerca de esto en el periódico mensual de CNY Latino. Maximilian aprendió Español mientras vivía en España donde estudio y trabajo como maestro de Ingles.

Comments are closed.