Soy una SOBREVIVIENTE del cáncer de seno!

Photo by Nathan Jones Photography

Hola, Mi nombre es Denika Lundy y quisiera que me conozcan. ¡Estoy muy orgullosa de decirles que soy una SOBREVIVIENTE del cáncer de seno! Tengo 39 años de edad y en  Agosto del 2013 hace 11 años que estoy libre de cáncer del seno.

Cuando tenia 27 años de edad me diagnosticaron con el cáncer de mamas en etapa 2. Estaba asustada y muy devastada por lo que estaba por venir. Tenía dos pequeños barones de edades de cuatro y quince meses. La mayoría de mis preocupaciones eran alrededor de enseñarles el ABC y 123′ S. Y entonces una peligrosa enfermedad intentaba asumir el control mi cuerpo y mente.

Tuve que actuar rápido y tomar las decisiones sabias para mi salud porque mi cáncer crecía rápidamente. Experimenté la quimioterapia y tuve que decidir el extirpar mis pechos. Se me cayó mi cabello y la imagen de mi cuerpo fue cambiada totalmente. Vivía lejos de mi familia en aquel momento y mi ayuda estaba solo a través de las líneas telefónicas. Durante ese año tremendo anhelé por la ayuda, yo necesitaba ayuda con mis niños; dependí de un par de mis amigos para el transporte alrededor de su disponibilidad y a menudo me senté en oración sola apenas para mantener mi fe en Dios. Mientras estaba sanando y comenzado a sentir mejor mi hermana Dory que acababa de cumplir sus 27 (nosotras éramos dieciocho meses aparte) tenía miedo en su voz y me dijo que la diagnosticaron también con el cáncer de seno, en la etapa 1. Como yo su fortuna era igual y también tuvo que recibir la quimioterapia y tener una mastectomía doble del pecho. Su hija era de nueve años de edad. Hice una opción de volver a Syracuse con mis muchachos y así ella no estaría sola en esta lucha por su vida. Incluso con mí a su lado nos sentíamos tan solas. No teníamos transportación, ninguna ayuda con nuestros niños, ningún grupo de apoyo e incluso el alimento era escaso y ambas debíamos haber tenido una dieta mejor. El cáncer de seno ya había tomado la vida de las mujeres adultas en nuestra familia; nuestra madre, tía y abuela. Todos en nuestro alrededor tenían sus propias vidas y dificultades que lidiar. Así que con la gracia de Dios no sobrepusimos juntas. Cuando ambas sanamos bastante nuestras mente, cuerpo y alma decíamos a menudo que el Dios nos guió por una razón y no tomó mucho tiempo el realizar cuál era esa razón. Estábamos aquí para ayudar a otras jóvenes muchachas y así ellas no estarían solas, no tendrían que pasar hambre, y así ellas podrían tener un sistema de apoyo, y que sus bebés no las vieran enfermase físicamente día tras día.

En nuestra investigación descubrimos que hay estadística que prueban que la gente en comunidades económicas bajas tiene altas disparidades de la salud. Nos dimos cuenta de que las mujeres hispanas y Africano Americanas adquieren el cáncer antes de la edad de treinta cuando la mayoría de las mujeres caucásicas lo adquieren en sus años ’40.

Pensamos en crear 2 Sisters 4 Life (2 hermanas de por vida en Español), nosotras íbamos a ser ana organización sin beneficios de lucro. Nuestra misión iba a ser de autorizar y educar a mujeres jóvenes de todo color. Íbamos a comenzar aquí mismo en Syracuse New York en donde nacimos y fuimos criadas en la comunidad del centro urbano.

Nueve años después del primer diagnosis, Dory recibió otra vez la noticia de que su cáncer volvió. Esta vez era en la etapa 4. La cuide hasta que falleció quince meses después. Mi hermosa hermana será por siempre 35.        

Tomó un par de años pero continué persiguiendo 2 Sisters 4 Life. Hablo con las muchachas jóvenes en escuelas sobre el conocimiento del cáncer de seno, estoy comenzando un programa de mentores y de fondos para becas. Estoy comenzando un programa de recursos para las necesidades del seguro, transporte, cuido de niños e incluso distribución de alimentos.

¡Con su ayuda 2 Sisters 4 Life será un éxito! Nuestra meta es mejorar el índice de la
supervivencia de las mujeres jóvenes comenzando en el centro urbano de Syracuse New York.

Comments are closed.